Quitar el pañal: consejos prácticos

Quitar el pañal

Os dejamos un post con algunas recomendaciones que pueden ayudaros a la hora de quitar el pañal a vuestros/as peques, ya que se trata de una etapa importante en su desarrollo e independencia. La primera y más importante es que seáis pacientes…

Cuándo y cómo quitar los pañales a nuestro hijo/a es una de las dudas más generalizadas, porque realmente dar respuesta a estas preguntas depende de la singularidad de cada niño/a. Antes de los dos años, no es conveniente empezar con el control de esfínteres, ya que controlar el pis y la caca requiere una cierta madurez física, un tanteo previo y un interés por parte del niño/a a dar este paso.

Cómo despertar el interés de los niños/as por quitarse el pañal

Todos los padres y madres empleamos trucos o seguimos recomendaciones para conseguir el éxito de que nuestro hijo/a haga sus necesidades en el servicio. ¿Qué conductas debemos potenciar o cómo podemos motivar a nuestros hijos/as a la hora de despertar su interés por quitarse el pañal?

  • Imitación. El niño/a imita las conductas de los hermanos/as mayores o los papás/mamás. Cuando vea que todos van al baño, él/ella también querrá ir y repetir el ritual que los demás hacen.
  • Invitación. A los niños/as hay que recordarles y facilitarles momentos para experimentar sentados en el váter u orinal.
  • Seguridad. El niño/a tiene que sentirse seguro/a, para ellos/as es necesario un orinal o un adaptador, en definitiva, un buen acceso al baño.
  • Comodidad. El niño/a necesita independencia a la hora de bajarse o subirse las braguitas, calzoncillos o pantalones, para lo cual elegiremos ropa cómoda de quitar.
  • Consciencia. El niño/a tiene que reconocer cuándo se hace pis, para lo cual es imprescindible quitarle el pañal y que se sienta mojado o incómodo.
  • Motivación. Hacerle sentir mayor y felicitarle por sus logros.
  • Diversión y autonomía. El niño/a debe limpiarse él/ella solito/a con papel higiénico, echar el agua de la cisterna después de inspeccionar lo que ha salido de su interior, decir un ‘adiós caca’ o alguna otra fórmula que le haga sentir protagonista.
  • Elección del momento. Tenemos que evitar situaciones de cambio o nerviosismo: La estabilidad, la relajación y el buen tiempo, ayudan a que nuestro hijo/a logre el objetivo.

Estas recomendaciones, junto con un poco de paciencia, suelen dar resultados, pero en ocasiones algunos niños/as se resisten a dejar la comodidad y seguridad que les proporcionan sus pañales.

Fuente: GuiaInfantil.com

 

Deja un comentario

Archivos
Síguenos